Retratos pintados


Desde finales del siglo XIX hasta los años 90, estos raros y amorosos retratos (retratos pintados) fueron muy presentes en el noreste brasileño más rural. Retratos de familia pintados sobre el original con trazos gruesos que convertían los modestos miembros de una familia en personajes dignos de presidir mesas de comedor y vestíbulos, como los ricos.

Los autores de estos retratos se conocían como bonequeiros, que solían atraer clientes en pueblos remotos. Una vez lograban la foto del cliente, viajaban a alguna ciudad más grande para reproducir la imagen a mayor escala y, entonces, procedían al retoque oportuno. Semanas después, devolvían la imagen y el cuadro a su más que satisfecho cliente.

Por supuesto, Photoshop ha aniquilado este arte, llamémosle, local. Pero Titus Riedl y el artista Martin Parr han recopilado estos retratos en el libro Retratos Pintados.

+ Artículo y entrevista sobre Retratos Pintados en The Morning News
+ Retratos Pintados, de Nazraeli Press por 60€

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: