Bizarro no va reñido con perfecto


Supongo que hay cosas con las que no te quieres encontrar colocada de LSD, pero desde luego hay cosas peores. Así que no es tan grave toparse con estos retratos oníricos de Sascha Braunig.

Me encantan las pinturas vibrantes de este canadiense, no siempre geométricas, como si formaran parte de un libro de ilusiones ópticas imaginados por Dalí.

¡Y LOS VIDEOS!. Desde luego no hay nada como ser artista.

A flipar se ha dicho.

+ Sascha Braunig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: