¡Alguien debía hacerlo!

Wes Naman ha descubierto la magia del celo. Por lo visto, todo empezó un día envolviendo regalos… no quiero pensar cómo acabó para terminar rindiéndole homenaje a este sublime ARTE de enrollarse y deformarse el jeto. Desde Yes Man, esa película de culto (personal) para domingos por la tarde de bajona, esperaba ver algo así en más caras que las de Jim Carrey. Reboso gozo.

tapeface
+ Scoth Tape Series

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: