archivo

Colores

A primera vista, parece que estas montañas no puedan ser reales. Pero lo son. Retoques de color más arriba o más abajo según el autor de la instantánea, las formaciones geológicas del parque Zhangye Danxia, China, son el resultado de capas de arenisca y varios minerales durante más de 24 millones de años, desde la era cretácea.

El tiempo se tomó sus propias herramientas para crear este Patrimonio de la Humanidad. Primero, dejó que todo se comprimiera en pesadísimas rocas. Después un ligero choque entre las placas tectónicas indoaustraliana y eurasiática crearon estas ondulaciones que se pueden apreciar en las montañas. Para aprovechar el choque, el Tiempo no perdió el tiempo y, de paso, creó la famosa cordillera del Himalaya.

Según la estación del año, el color se puede apreciar más o menos luminoso. Su época más espléndida es después de primavera, especialmente cuando se pone el sol y la sombra tiene la oportunidad de contrastar brutalmente.

No es un fenómeno natural único de estas características. Podéis echarle una ojeada al Rainbow Range en British Columbia, Canadá, o el gustosamente visitado Cerro de los Siete Colores ubicado en la Quebrada de Purmarca, provincia de Jujuy, Argentina.

+ Espectáculo servido en Huffington Post
+ Colores más natural en Telegraph

Yale University Press ha lanzado en el 50 aniversario de The Interaction of Color, de Josef Albers en forma de app. También puedes adquirir en papel una edición especial en 3 distintos formatos y precios.


Josef Albers
es uno de los pintores y profesores más famosos que surgieron de la escuela Bauhaus. También se dedicó a la tipografía, la fotografía, al grabado e incluso a la poesía; todo un renacentista interdisciplinario típico de la famosa escuela alemana. Escribió The Interaction of Color en 1963, y a día de hoy sigue siendo una de las varias bíblias del diseño. Las primeras ediciones de la obra son auténticas joyas de biblioteca.

La idea de Albers sobre su trabajo siempre fue concebirlo como una herramienta pedagógica; quería tener sus folios esparcidos sobre una mesa, mirarlos sin orden y anotar comentarios según venían al caso. En resumen, algo imposible de conseguir con la experiencia lineal del libro, tal como se entiende tradicionalmente.

La App disponible para iPad está enriquecida con todo tipo de golosinas que cumplen perfectamente con los propósitos de Josef Albers.  Los usuarios no tan solo podemos leer su contenido, sino que podemos mover y manipular más de 100 paletas de colores en 60 estudios distintos, además de ver una serie de enseñanzas y presentaciones que, en conjunto, suman unas 2 horas de vídeos.


Originalmente, los alumnos de este artista de la Bauhaus practicaban sus ejercicios con papel, tijera y pegamento. Así que el equipo de diseñadores y developers de Potion empezaron a visualizar el proyecto siguiendo fielmente el proceso y la metodología de Josef Albers. La app, por cierto, mantiene la tipografía original y la distribución de texto original de la obra.

En suma, tan solo hay que echarle un vistazo para darse cuenta que vale realmente la pena. Si quieres saber más, no está de más ver que nos cuenta la propia univeridad de Yale en este vídeo.

+ Interaction of color

Roxy Radulescu es una diseñadora gráfica que publica cada día la paleta de colores que componen una película. Nos cuenta que todo empezó con Skyfall, donde se dio cuenta que estaba prestando más atención a la fotografía que a la historia en sí. Eso también me recuerda las veces que he salido del cine salvando la trama por el placer que me produce su composición.

Movies in Color no tiene un propósito meramente estético, pretende invitar a una reflexión sobre cómo se relacionan los colores entre ellos. Al fin y al cabo nos regala unas elaboradas paletas para trabajarlas en otras disciplinas.

Además, buceando sobre el tema, me he dado cuenta que existe buen material sobre la relación del cine con el color. Podéis mirad los escritos sobre cine de Andrea Echeverri, investigadora de semiótica, cine y literatura, sobretodo su Cine y Color: Más allá de la realidad (con una bibliografía breve y jugosa). Por supuesto, muchos blogs se hacen eco de algunos principios básicos, ¡así que uno puede encontrar información básica por doquier!

+ Movies in Color
+ Roxy Radulescu
+ Cine y Color: Más allá de la realidad

Hace (muchos) meses estuve en la exposición de Caixaforum sobre Teotihuacán. No es que difrute mucho observando cerámicas rotas ni me extasie especialmente con serpientes emplumadas mayas y no pueda contenerme de contarlo pese a que haya pasado prácticamente un año. No. No tendría nada interesante que contar sobre todo eso porque no es lo mío.

Pero sí recuerdo mucho el azul, casi turquesa a veces, otras verdoso, pero siempre superviviente. Me descubrí pensando y preguntándome como diablos conseguían eso. Históricamente, en sociedades tan antiguas, y no tan antiguas, el azul nunca ha sido el color más accesible. Nunca hasta que Adolf von Baeyer sintetizó el índigo y la empresa BASF consiguió ponerlo más barato que la mano de obra índia a principios del siglo XX. Aquí seguimos, vistiendo vaqueros y viviendo un mundo industrial forjado en color índigo. El añil es un larga historia, tan larga como el rojo.

En fin, volviendo a Teotihuacán. Mientras el resto de colores, rojos, marrones, verdes, se habían casi perdido con el tiempo en las cerámicas y las esculturas, el azul se mantenía llamativo y era el único, pasados los siglos, que daba fe de qué luminoso era todo aquello. El naranja en la máscara de Malinaltepec también es fantástico, pero fijándome definitivamente en el turquesa (la máscara estaba hacia el final del recorrido) fue el definitivo “pero qué coño…”.

Me valió la pena preguntarme eso porque después de este largo flashback, he descubierto que el Azul Maya existe. Por lo visto no era solo yo que estaba intrigada durante un par de horas en una exposición por el tema, los científicos ya andaban locos desde hace años por descubrir la clave de su resistencia y sus muy aplicables virtudes. No sabéis que alegría más freak me ha dado leerlo.

No voy a contar nada que se pueda consultar en Wikipedia, No os cortéis, es una gran historia para un gran color. ¿A quién le importa el calendario maya ya?

+ Azul Maya en Wikipedia
+ Descubrimiento de las raíces del Azul Maya
+ Intrigas sobre la autenticidad de la Máscara de Malinaltepec

Pues un notición. La autoridad global de los estándares de color ha anunciado que el color del año para 2013 es el Emerald 17-5641: vivo, exuberante y radiante. Esmeralda… también conocido como el color de la esperanza. Muy adecuado.

«El verde es el color más abundante en la naturaleza -el ojo humano ve más verde que cualquier otro color en el espectro», explica Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Pantone Color Institute. «Como lo ha hecho a lo largo de la historia, Emerald es multifacético, tiene chispa y fascina. Simbólicamente, Emerald trae una sensación de claridad, renovación y rejuvenecimiento, tan importante en el complejo mundo de hoy. Este tono universal potente y atractivo se implanta fácilmente en la moda y la decoración de interiores».

En 2012 Pantone 17-1463 Tangerine Tango nos animaba a recargar las pilas.  En 2011, fue el turno del Madreselva (Pantone 18-2120), un estimulante espiritual, mientras el Turquesa (15-5519) nos animaba a estar inspirados en 2010.

+ Emerald, Color of the Year